13 Sep

Las tecnologías domóticas ganan presencia por una mayor concienciacion sobre el ahorro energetico

El frenazo en la construcción residencial está afectando a los campos de la domótica y la inmótica, pero, por contra, ahora crece la necesidad de ofrecer elementos de valor añadido en las promociones y edificios, y es ahí donde entran estas soluciones. Un reportaje que se publica en el número de julio-agosto de Elektroprofesional aborda las claves de este segmento de mercado.

Los efectos de la prolongada crisis económica, en general, y de la atonía de la construcción de obra nueva, en particular, están influyendo directamente en el devenir de los segmentos de la domótica y la inmótica. Por ello, la preocupación por la reducción de costes tiñe claramente la conducta de una gran parte de los prescriptores en este ámbito.
Así lo atestigua una de las compañías encuestadas para este reportaje, que, aún reconociendo un cierto ascenso de la demanda, comenta que “la receptividad por parte de promotores, constructores y, en general, por diferentes agentes prescriptores sigue siendo un poco reacia. No todos piensan en proyectos diferenciadores o de valor añadido, ya que el concepto ‘coste’ continúa siendo una constante muy habitual”.

No obstante, otras empresas consultadas opinan que esta coyuntura está permitiendo que la domótica se esté beneficiando y ganando peso, sobre todo en lo que concierne a la eficiencia energética. “La difícil situación del sector de la construcción ha potenciado la creación de soluciones de valor, que permiten la diferenciación de la oferta”, señala una de ellas.

ALTA PERCEPCIÓN DEL VAÑOR AÑADIDO DE LA DOMÓTICA
En este contexto de crisis, “crece el grado de concienciación general sobre la importancia de optimizar el consumo energético, y la domótica se presenta como una de las mejores opciones para conseguirlo, con la consiguiente aportación de valor añadido a las instalaciones”, apunta otra reputada firma, que indica que nuevas promociones podrían contemplar en mayor medida el incorporar estas soluciones, pero, debido a la reducción de la cantidad de proyectos realizados, se aprecia un freno para su despegue definitivo.

Paradójicamente, “la contracción de la construcción de viviendas ha reducido el volumen del mercado, pero el porcentaje de implantación de domótica es mayor”, asegura un reconocido fabricante. Admitiendo la dificultad en cuantificar el sector, desde esta empresa se atreven a cifrar el mercado de automatización de la vivienda en España en unos 20 millones de euros.

En el capítulo terciario, esta misma firma opina que se está produciendo un incremento en la demanda de sistemas de gestión y control de iluminación impulsados desde la entrada en vigor del CTE (Código Técnico de la Edificación), “que permiten controlar los consumos en función de las condiciones lumínicas exteriores y la presencia o no de los usuarios, así como el control en zonas de uso esporádico”.

Noticia extraida de Elektroprofesional.

related posts